Contraste entre «presente» y «estar + gerundio»

En español podemos hablar sobre el presente con diferentes matices.

Para referirnos al momento exacto en el que hablamos usamos «estar + gerundio»

Ejemplos:

Estoy saliendo de casa. En cinco minutos estoy allí.
Estoy esperando a Luis. Llega en el tren de las diez.
Estamos comiendo un jamón buenísimo. ¿Quieres probarlo?
Estamos volando sobre los Pirineos, a 9000 metros de altitud.

 

Cuando hablamos de algo habitual usamos el presente

Ejemplos:

– Normalmente voy al trabajo en moto.
– Mi madre cocina muy bien.
– Creo que voy a tener que hacer una dieta para adelgazar. Es que como demasiados dulces.

 

Como algo temporal o algo que no es definitivo usamos estar + gerundio.

Ejemplos:

Estás trabajando demasiado. Necesitas unas vacaciones.
– Pues ahora estoy saliendo con Jorge. Es un compañero de la facultad.
– ¿En Málaga? Muy bien, es una ciudad maravillosa. Estamos viviendo en un apartamento fantástico al lado de la playa