Usamos las oraciones finales para expresar la finalidad o el objetivo de una acción. Normalmente se construyen con la expresión para (que).

– Fuimos a Barcelona para conocer a nuestro nuevo sobrino.
– He hecho comida de más para que puedas llevarte mañana al trabajo.

Las oraciones finales admiten dos estructuras gramaticales nexo + infinitivo o nexo + que + subjuntivo.

Usamos el infinitivo

Cuando los sujetos del verbo principal y el verbo de la oración final coinciden.

– Fuimos a Barcelona para conocer a nuestro nuevo sobrino.
> el sujeto es nosotros

Usamos que + subjuntivo

Cuando los sujetos de ambas oraciones son diferentes.

– He hecho comida de más para que puedas llevarte mañana al trabajo.
> los sujetos son yo y tú

La estructura nexo + que + subjuntivo admite dos tiempos verbales: el presente y el imperfecto de subjuntivo.

Usamos el presente para hablar de situaciones que son posteriores al momento de hablar (normalmente cuando el verbo de la oración principal está en presente, pretérito perfecto o futuro).

– Hago siempre comida de más para que puedas llevarte al trabajo.
– He hecho comida de más para que puedas llevarte mañana al trabajo.
– Mañana haré comida de más para que puedas llevarte al trabajo.

En cambio, usamos el imperfecto de subjuntivo para hablar de situaciones que son posteriores a un momento del pasado (normalmente cuando el verbo de la oración principal está en un tiempo de pasado o condicional).

– Ayer hice comida de más para que pudieras llevarte al trabajo.
– Si tuviera tiempo, haría comida de más para que pudieras llevarte al trabajo.

Además de para (que), podemos usar otros nexos finales:

1.- Neutros formales: con el objeto de (que), con el propósito de (que), con la intención de (que), a fin de (que)

Ejemplo:
– Se ha creado un programa nocturno con la intención de permitir el acceso a estudiantes que trabajan.

2.- Con verbos de movimiento o influencia: a (que)

Ejemplo:
– Vinieron a dejarle comida al gato.

3.- Con valor consecutivo y final: de modo que, de manera que

Ejemplo:
– Se han creado nuevas zonas de estudio de modo que los estudiantes puedan trabajar de forma colaborativa.

4.-  Presenta la finalidad como un peligro o un hecho que se debe evitar: no sea/fuera que, no vaya/fuera a ser que

Ejemplo:
– Vamos a salir ya, no vaya a ser que perdamos el tren.

En la lengua oral espontánea también se introducen oraciones finales con la estructura que + subjuntivo.

Ejemplo:
– Mírame, que vea lo que guapo que estás.

 

Más ejemplos de oraciones finales

Para entender mejor la idea, a continuación tienes más ejemplos:

  • Para estar en forma, hay que hacer deporte 30 minutos cada día.
  • Usa la lavadora por la noche para pagar menos de factura.
  • ¿Qué se necesita para ser feliz en la vida?
  • Es necesario no beber para evitar accidentes de tráfico .
  • Será mejor que salgamos temprano para aprovechar la luz del día.
  • Para evitar el tráfico, nunca viajo en las horas punta.
  • Para triunfar en los negocios, hay que ser despiadado.
  • Estoy aquí para felicitarte.
  • ¿Quién me recogerá para ir al concierto?
  • Para que un perro viva en casa es necesario tener tiempo para sacarlo a pasear cada día.
  • Compraré entradas de primera fila para ver el desfile de ropa de esta primavera.
  • Entra con cuidado para que el bebé no se despierte, por favor.
  • Para que aprobemos con buena nota, deberemos estudiar toda la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.