Empezar a + infinitivo. Hablar de la duración de tiempo

Empezar a + infinitivo

Esta perífrasis verbal (estructura con dos verbos) se usa de la siguiente manera: conjugamos el primer verbo (en pasado, presente o futuro) y el segundo lo usamos en infinitivo.

La conjugación del verbo es la siguiente:

(yo) empecé
(tú) empezaste
(él/ella/usted) empezó
(nosotros/nosotras) empezamos
(vosotros/vosotras) empezasteis
(ellos/ellas/ustedes) empezaron

Usos de empezar + infinitivo

Utilizamos esta estructura para hablar de una acción que empieza.

Ejemplos: 

Voy a empezar a estudiar un máster en la universidad complutense.
Empecé a estudiar en una universidad internacional hace dos años.
He empezado con una dieta. 
Empiezo a entender el español. 

 

Relacionar acontecimientos del pasado

Para relacionar acontencimiento podemos usar las siguientes estructuras:

  • (tiempo) después…
  • (tiempo) más tarde…
  • (tiempo) siguiente…

Ejemplos: 

Se conocieron en 2007 y un año después se casaron.
Se apuntó al gimnasio en enero y 2 meses más tarde dejó de ir. 
Le despidieron en julio y al mes siguiente encontró un trabajo nuevo.

 

Hablar de la duración

Si necesitas hablar de la duración de tiempo, podemos usar las siguientes estructuras:

  • hace
  • desde / desde hace (tiempo)
  • hasta
  • de (tiempo) a (tiempo)
  • durante (tiempo)

Vamos a ver algunos ejemplos:

-¿Cuánto (tiempo) hace que estudias español? Hablas muy bien.
-¿Sí? Gracias. Pues… hace 3 años. 

-¿Hace mucho que vives en ese apartamento?
-No, hace seis meses que empecé a vivir ahí.

Vivo en Oviedo desde febrero.
Hago yoga desde hace unos meses.
Estuvimos en casa de Marcos hasta las 3 de la mañana.
Trabajé en una oficina de 1996 a 1998.
Trabajé como profesor de inglés durante dos años.